martes, 15 de noviembre de 2016

El miedo al cambio




Por Borja Vilaseca


Tenemos tanto miedo al cambio, que muchos nos aferramos a una serie de mecanismos de defensa para no cuestionar las creencias con las que hemos creado nuestra identidad.

Cuenta una historia que el joven rey de un imperio lejano se cayó un día de su caballo y se rompió las dos piernas. A pesar de contar con los mejores médicos, ninguno consiguió devolverle la movilidad. No le quedó más remedio que caminar con muletas. Debido a su personalidad orgullosa, mandó publicar un decreto por el cual se obligaba a todos los habitantes a llevar muletas. Del día a la noche, todo el mundo comenzó a arrastrarse –en contra de su voluntad– con el apoyo de dos palos de madera. Las pocas personas que se rebelaron fueron arrestadas y condenadas a muerte. Desde entonces, las madres fueron enseñando a sus hijos a caminar con la ayuda de muletas en cuanto comenzaban a dar sus primeros pasos.

Y dado que el monarca tuvo una vida muy longeva, muchos habitantes desaparecieron llevándose consigo el recuerdo de los tiempos en que se andaba sobre las dos piernas. Años más tarde, cuando el rey finalmente falleció, los ancianos que todavía seguían vivos intentaron abandonar sus muletas, pero sus huesos, frágiles y fatigados, se lo impidieron. Acompañados por sus inseparables muletas, en ocasiones trataban de contarles a los más jóvenes que años atrás la gente solía caminar sin la necesidad de utilizar ningún soporte de madera. Sin embargo, los chicos solían reírse de ellos.

Movido por su curiosidad, en una ocasión un joven intentó caminar por su propio pie, tal y como los ancianos le habían contado. Al caerse al suelo constantemente, pronto se convirtió en el hazmerreír de todo el reino. Sin embargo, poco a poco fue fortaleciendo sus entumecidas piernas, ganando agilidad y solidez, lo que le permitió dar varios pasos seguidos. Curiosamente, su conducta empezó a desagradar al resto de habitantes. Al verlo pasear por la plaza, la gente dejó de dirigirle la palabra. Y el día que el joven –ya recuperado– comenzó a correr y a saltar, ya nadie lo dudó; todos creyeron que se había desquiciado por completo… En aquel reino, donde todo el mundo sigue llevando una vida limitada caminando con la ayuda de muletas, al joven se le recuerda como “el loco que caminaba sobre sus dos piernas”.

LA INFLUENCIA DE LA SOCIEDAD

“Sé obediente. Estudia. Trabaja. Cásate. Ten hijos. Hipotécate. Mira la tele. Pide préstamos. Compra muchas cosas. Y sobre todo, no cuestiones jamás lo que te han dicho que tienes que hacer.”
(George Carlin)

No hay nadie a quien culpar. Pero lo cierto es que desde el día en que nacemos se nos adoctrina para que nos convirtamos en empleados sumisos y consumidores voraces, perpetuando el funcionamiento insostenible del sistema. Así es como, al entrar en la edad adulta, seguimos la ancha avenida por la que transita la mayoría, olvidándonos por completo de seguirnos a nosotros mismos, a nuestra voz interior. Por el camino nos desconectamos de nuestra verdadera esencia –de nuestros valores y principios más profundos–, construyendo una personalidad adaptada a lo que nuestro entorno más cercano espera de nosotros.

Si bien la sociedad y la tradición ejercen una poderosa influencia sobre cada uno de nosotros, en última instancia somos libres para tomar decisiones con las que construir nuestro propio sendero en la vida. Es una simple cuestión de asumir nuestra parte de responsabilidad. Sin embargo, tomar las riendas de nuestra existencia nos confronta con nuestro miedo a la libertad. De ahí que si parece que nada se transforma es porque –en primer lugar– la mayoría de nosotros nos resistimos a cambiar.

Prueba de ello es que tendemos a ridiculizar e incluso oponernos fieramente a procesos y herramientas –como el autoconocimiento y el desarrollo personal– orientados a cambiar nuestra mentalidad. Más que nada porque dicha actitud implicaría dar el primer paso hacia una dirección aterradora: cuestionarnos a nosotros mismos. Es decir, al sistema de creencias con el que hemos creado nuestro falso concepto de identidad.

LOS SIETE ENEMIGOS DEL CAMBIO

“Formamos parte de una sociedad tan enferma que a los que quieren sanar se les llama raros y a los que están sanos se les tacha de locos.”
(Jiddu Krishnamurti)

Al obedecer las directrices determinadas por la mayoría, hacemos todo lo posible para no salirnos del camino trillado, rechazando sistemáticamente ideas nuevas, diferentes y desconocidas. No nos gusta cambiar porque a menudo lo hemos hecho cuando no nos ha quedado más remedio. Por eso lo solemos asociar con la frustración y la vergüenza que conlleva sentir que nos hemos equivocado. O peor aún: que hemos fracasado. De ahí las tan pronunciadas sentencias: “¡Yo soy así y no pienso cambiar!” “¡Los que tienen que cambiar son los demás!”

Tanto es así, que existen siete mecanismos de defensa cuya función es la de garantizar la parálisis psicológica de la sociedad. En esencia, representan las principales motivaciones subyacentes de todas aquellas excusas que nos contamos a nosotros mismos para no cambiar. Estos mecanismos psíquicos nos llevan a tomar decisiones y a adoptar actitudes y comportamientos que van en contra de nuestro bienestar. O más concretamente, en contra de la posibilidad real de promover un cambio constructivo en nuestra manera de ver, entender y disfrutar de la vida.

El primer mecanismo de defensa es el miedo. Sin duda alguna, el más utilizado por el statu quo como elemento de control social. Cuanto más temor e inseguridad experimentamos los individuos, más deseamos que nos protejan el estado y las instituciones que lo sustentan. Basta con bombardear a la población con noticias y mensajes con una profunda carga negativa y pesimista. Sobre todo porque está demostrado que estos se instalan en algún oscuro rincón de nuestro inconsciente, alimentando así a nuestro instinto de supervivencia. Además, cuando vivimos con miedo nos sentimos mucho más vulnerables y amenazados. Y al buscar todo tipo de seguridades y certezas, cerramos las puertas de nuestra mente y nuestro corazón a lo nuevo y lo desconocido.

AUTOENGAÑO Y NARCOTIZACIÓN

“Nadie es más esclavo que quien falsamente cree ser libre.”
(Johann W. Goethe)

Dado que el cambio es el mayor enemigo del miedo, enseguida aparece en escena el autoengaño. Es decir, mentirnos a nosotros mismos –por supuesto sin que nos demos cuenta– para no tener que enfrentarnos a los temores e inseguridades inherentes a cualquier proceso de transformación. Para lograrlo, basta con mirar constantemente hacia otro lado, tratando de no pensar ni hablar sobre aquellos temas y asuntos que puedan incomodarnos.

Por esta razón, el autoengaño suele dar lugar a la narcotización. Y aquí todo depende de los gustos, preferencias y adicciones de cada uno. Lo cierto es que la sociedad contemporánea promueve infinitas formas de entretenimiento, que nos permiten evadirnos de nuestros pensamientos, emociones y estados de ánimo las 24 horas del día. Así es como intentamos sepultar nuestra latente crisis existencial. Dado que en general huimos permanentemente de nosotros mismos, lo más común es encontrarnos con personas que –al igual que nosotros– no van hacia ninguna parte.

Con el tiempo, esta falta de propósito y de sentido suele generar la aparición de la resignación. Cansados físicamente y agotados mentalmente, decidimos conformarnos, sentenciando en nuestro fuero interno que “la vida que llevamos es la única posible”. Es entonces cuando asumimos definitivamente el papel de víctimas frente a nuestras circunstancias y, por consiguiente, frente a la vida. Esta es la razón por la que solemos culpar a los demás y a nuestras circunstancias por todo aquello que no nos gusta acerca de nosotros y de nuestra vida.

ARROGANCIA Y CINISMO

“Ninguna persona cambia hasta que su situación deviene insoportable.”
(José Antonio Marina)

Puesto que el victimismo se sostiene sobre un sistema de creencias erróneo y limitante, en caso de sentirnos cuestionados solemos defendernos impulsivamente por medio de la arrogancia, muchas veces disfrazada de escepticismo. Esta es la razón por la que solemos ponernos a la defensiva frente a aquellas personas que piensan de forma diferente a nosotros, insinuándonos que el cambio todavía es posible. Al mostrarnos soberbios e incluso prepotentes, lo que intentamos es preservar nuestra identidad rígida y estática, de manera que no nos veamos obligados a cambiar.

En el caso de que sigamos posponiendo lo inevitable, la arrogancia suele mutar hasta convertirse en cinismo. Sobre todo tal y como se entiende hoy en día. Es decir, como la máscara con la que ocultamos nuestras frustraciones y desilusiones, y bajo la que nos protegemos de la insatisfacción que nos causa llevar una vida de segunda mano, completamente prefabricada. Tal es la falsedad de los cínicos, que suelen afirmar que “no creen en nada”, poniendo de manifiesto que en realidad no creen en sí mismos.

Por último, existe un séptimo mecanismo de defensa: la pereza. Y aquí no nos referimos a la definición actual, sino al significado original que nos revela su raíz etimológica. Así, la palabra “pereza” procede del griego acedia, que quiere decir “tristeza de ánimo de quién no hace con su vida aquello que intuye o sabe que podría realizar”. No importa la edad que tengamos. Ni lo desoladoras o adversas que sean nuestras circunstancias actuales. Estamos a un solo pensamiento de dar el primer paso. Nadie dijo que fuera un proceso fácil. Pero para empezar a vivir nuestra propia vida –y no la de otros– el cambio es sin duda nuestro mejor aliado.




sábado, 15 de octubre de 2016

La Conquista del Temor - SRI SWAMI SIVANANDA





El temor es ilusorio, no puede durar. El valor es eterno, no puede morir. Los riesgos, las calamidades y los peligros constituyen el lote de cada hombre que habita este mundo. Por lo tanto, oh hombre, fortalece tu mente con el valor y la paciencia. La valentía, el coraje y el aplomo serán tu soporte cuando atravieses todos los peligros. Así como una roca permanece firme en la orilla del mar sin ser afectada en lo más mínimo cuando las olas se estrellan contra ella, así también el hombre dotado de valor no es afectado por las peligrosas y oscuras olas de este Samsara. Permanece firme en todas las condiciones y circunstancias difíciles, y sale de ellas vencedor.

Un hombre valiente no tiembla a la hora del peligro. No se siente avergonzado ni perplejo. No se viene abajo. No es agobiado por la desesperación.... Sonríe ante todos los peligros y apuros, sopla la trompeta del triunfo, y finalmente obtiene la victoria.

Las amenazas del temor aterrorizan al corazón. Lleva una vida virtuosa. Vive en Dios. Sé bueno. Sirve. Ama. Da. Medita. Nada podrá asustarte. El Señor de la Muerte te temerá. Los terrores no serán terror para ti, incluida la muerte.

No aterrorices a tu alma con vanos temores imaginarios. Del temor proceden la desgracia y el fracaso. Los temores de un cobarde lo exponen al peligro. Un cobarde muere muchas veces antes de que tenga lugar su verdadera muerte. Sé audaz. Sé alegre. No permitas que tu corazón decaiga debido a la fantasía de los temores imaginarios. Ten confianza y fe en ti mismo. Tu derecho de nacimiento es el valor. Eres el hijo del Néctar. Eres el hijo de la Luz. Eres un vástago del Brahman inmortal. Reclama tus derechos de nacimiento ahora. ¡Levántate! ¡Oh hombre! Brama OM OM OM. Eres el león del Vedanta.


El equivalente a "temor" en sánscrito es "Bhaya". El temor es una emoción o Vritti en la mente que se produce cuando la propia vida está en peligro debido a fuerzas externas. El hombre reacciona frente a esa situación con una emoción de miedo.

Se caracteriza por palidez del rostro, palpitaciones, disminución o interrupción del pulso, temblor de los miembros, transpiración, mirada inexpresiva, pérdida del control de orina y heces, ahogo de la voz, incapacidad de hablar, etc. El cuerpo se pone como un tronco. La mente se atonta. Las funciones de los sentidos se inhiben. En casos extremos uno podría morir de la conmoción. En los casos comunes, cuando se elimina la causa del temor, lentamente se recupera de los síntomas morbosos y vuelve a su estado original.


La ignorancia es la causa del temor. El hombre probó el "fruto prohibido" y se volvió esclavo de la lujuria. Olvidó su naturaleza original y divina y, por lo tanto, quedó envuelto en el remolino de la ignorancia. El Brahman infinito y valiente se volvió el Jiva finito y temeroso. La identificación con el cuerpo, Dehadhyasa, es la causa del temor.

Dehadhyasa es otra forma de ignorancia. El cuerpo físico es un instrumento para el disfrute sensual del hombre. Si sufre alguna enfermedad, teme perder este cuerpo que le sirve como vehículo para su goce. Hace todo lo posible para conservar el cuerpo. Todas las otras causas del temor son atribuibles a Dehadhyasa.

El sentimiento de inferioridad es otra causa del temor. Este sentimiento negativo produce en el hombre falta de confianza en sí mismo e inseguridad. Teme a aquellos que son superiores a él en talento, poder, puesto o eficiencia. Siente que es incapaz de hacer algo.

Alguna deformidad o incapacidad física, falta de eficiencia física y mental, el entrenamiento equivocado en los niños, son otras causas del temor.

La única manera de liberarse del temor es tomar conciencia del Ser.



Temor (Bhaya) y Raga (apego) son modificaciones o Vrittis de la mente. Son olas o remolinos temporales. La mente no es más que Raga y temor. Son hermanos mellizos. Por lo tanto están íntimamente relacionados entre sí. Si destruyes el apego (Raga) y el temor no hay vida ni existencia para la mente. El Upanishad declara: "El desapego, la fe, el temor, Raga, la timidez, la modestia, la vergüenza, etc. son sólo estados de la mente".

El temor es un producto de la ignorancia o Avidya. El hombre olvida su naturaleza esencial y divina debido a Moha u obstinación y a la identificación con su cuerpo. En un comienzo él era Brahman o el Alma Inmortal libre de todo temor. Era el "Brahman Shantam (sereno), Ajaram (sin decaimiento), Amritam (inmortal), Abhayam (sin temor)". A causa del egoísmo se convirtió en un niño rebelde. Se separó de su Padre. Dividió la propiedad. Comenzó su vida independiente en este plano terrenal.

Alquiló una casa en el mundo. Entró en la casa del cuerpo de carne y hueso y se volvió un pequeño hombre tímido, un pequeño Jiva con toda clase de temores. Así comenzó su caída debido a su pelea con su Padre Todopoderoso y a que comenzó una nueva vida egoísta con Raga y Dvesha.

Cuando era Uno con su Padre, cuando la familia estaba unida, no tenía cuerpo, ni músculos, ni carne, ni huesos, ni "yo", ni "mío", ni deseos, ni Vasanas. Por lo tanto era completamente valiente, siempre dichoso y en paz. No tenía idea de cuerpo, casa, propiedad, esposa, hijos, puesto o prestigio. No pensaba en las enfermedades del cuerpo o la caída del estatus social. No tenía noción de enemigos, guerra, tumultos o de huir en busca de refugio o seguridad. Su morada original era tranquila, segura y libre de cualquier tipo de peligro o enemigo. Todo era una comunidad de Brahman. Allí no había ningún problema entre hindú y musulmán. No había temor a ataques con bombas o torpedos. Era una fortaleza impenetrable e invulnerable, a prueba de enfermedad, a prueba de bombas y antisísmica.
En su nueva vida egoísta e independiente se volvió orgulloso, deshonesto, de mente estrecha y vil. Tuvo bajos pensamientos. Siempre pensaba en la carne y el placer de la carne. Practicó la filosofía de la carne y predicó la filosofía de la carne que es sinónimo de "Filosofía del cerdo". Los temores diarios se multiplicaron cuando se apegó mucho a su cuerpo, a los cuerpos de su esposa e hijos, y a su casa, propiedades, etc.

Raga (apego) es el viejo socio del temor. Dondequiera que hay Raga, hay temor. El temor y Raga coexisten. El hombre está apegado a su esposa. El cuerpo de su esposa es su mayor centro de placer. Así que hay temor en él, temor de perderla, temor de que muera, temor de que lo deje por otro hombre, temor de que se divorcie, temor de que se disguste con él, etc. Cuando está apegado a sus niños, casa y propiedad, tiene temor de perderlos. Está ahogado en pena y sufre una terrible conmoción si estos objetos se destruyen o pierden. Por lo tanto Raga es la causa del temor. Si no hay Raga, no hay temor. El primer eslabón de la cadena de Raga es el apego a su cuerpo. Todas las clases de Raga comienzan con este apego al cuerpo físico.

El Señor Krishna dice en su Gita: "Vitaragabhayakrodhah sthitadhiir muniruchyate" II, 56. "Aquél que está libre de apego, temor y cólera es llamado sabio de mente estable". Abandona el apego mediante la práctica del desapego o Vairagya y apégate a los Pies de loto del Señor, el Brahman valiente. Todos los temores desaparecerán.

Estás apegado a la lapicera, al bastón, a un libro, al reloj, a la toalla o una tela. El temor se desliza lentamente hacia el interior. Hay temor de perderlos. Considera siempre la idea que "todos los objetos son ilusorios, perecederos y causantes de dolor". No tendrás ningún apego. Incluso si hay apego, será leve. Podrás eliminarlo con un poco de reflexión y discernimiento.

Abandona el apego a este cuerpo identificándote con el Atman Inmortal o Brahman, que es incorpóreo, sin sexo, puro y omnipresente. Toda clase de temores y apegos desaparecerá totalmente. Asevera, siente, toma conciencia:

"Soy incorpóreo, soy el Alma Inmortal o Brahman
No tengo sexo, soy el Atman Omnipresente
Soy el valiente Brahman
Ahora estoy lleno de Vairagya
No hay mundo en absoluto
Sólo Yo existo
Soy el Inmortal y la Beatitud
Soy el Absoluto Brahman

OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
OM OM OM
¡Que todos ustedes puedan liberarse del temor y de Raga! ¡Que puedan establecerse en el Brahman libre de todo temor (Abhaya, Nirbhaya) mediante la práctica del valor y la meditación en ese Brahman osado e inmortal!


Todo hombre tiene algún temor imaginario de una u otra clase. Maya nunca permitirá que alguien descanse tranquilamente. El hombre está inquieto debido a la lujuria, la cólera, la codicia, los celos, el orgullo y el odio. Entonces el temor aviva el fuego mundano. Vierte Ghee en la llama de los tres fuegos (físico, mental y verbal). El hombre salta y baila como un mono. No descansa ni un segundo.
El temor normal constituye solamente un cinco por ciento de los temores. Mientras que los temores imaginarios componen un noventa y cinco por ciento.

Los temores imaginarios causan enfermedades, agotan todas las energías del hombre y causan toda clase de conmoción febril, baja vitalidad, malestar, inquietud, falta de armonía, etc. Cuando hay una epidemia de cólera o de fiebre tifoidea, el temor causa predisposición a dichas enfermedades. El hombre tiene terror del cólera, se preocupa e imagina que los microbios han entrado en su cuerpo. La imaginación hace serios estragos. ¡Se vuelve en verdad víctima de la enfermedad!

Un estudiante se prepara día y noche para el examen subsiguiente. Ha pasado meritoriamente todos los exámenes de clase. Pero desarrolla cierto temor imaginario, "el temor al examen", tan pronto como entra al salón de exámenes, se pone nervioso y se confunde. Sus manos tiemblan. No puede escribir. Falla en el examen.

Le pedí a un abogado inteligente, un master en letras y filosofía que podía discutir bien en la corte, que pronunciara un discurso sobre la "Necesidad de la religión". Subió a la plataforma. Había una gran audiencia. Sufrió "el temor de escena" y se aturdió. Su voz estaba entrecortada. Empezó a transpirar. Dijo algo tartamudeando, dio pena en la plataforma y se bajó en cinco minutos.

Ramakrishna era un hombre sano. Una corriente de aire frío le provocó tos. Era un caso simple de bronquitis o frío en el pecho. Pero persistió por unas semanas. Consultó con el médico. El doctor dijo, "podría ser un caso de tuberculosis. Haga tratamiento en el sanatorio".

"Ese podría ser un caso de tuberculosis" hizo estragos en Ramakrishna. Era una sugerencia equivocada. Produjo un temor imaginario en él. Empezó a preocuparse desde ese momento. Su salud se vino abajo gradualmente. Al final contrajo tuberculosis de verdad. Hay muchas clases de microbios en este cuerpo, como el Pneumoniae, etc. Pero no pueden hacer travesuras cuando uno posee buena salud y alta vitalidad. Cuando la vitalidad baja, toman ventaja. El hombre sucumbe fácilmente a sus estragos o ataques.

Sri R.S. Bannerjee estaba durmiendo en una habitación en la casa de su amigo en Dehra Dun. Esa noche, él y sus amigos hablaron sin parar sobre los daños causados por espíritus malignos. Estas ideas echaron raíces en su mente subconsciente. Soñó que la habitación en la que estaba durmiendo era una habitación encantada y que algún espíritu maligno le había hecho daño. Desde ese día empezó a perder su salud gradualmente. Esto se debió a cierto temor imaginario.

Sri Joshi era un amigo de Sri Gupta. Gupta vino a la casa de Joshi una noche, no conversó y se fue repentinamente porque ese día tenía que encontrar a un amigo en la estación del ferrocarril. Joshi pensó que Gupta estaba enojado con él. Después lo vio conversar con Rajkrishna, quien tenía una actitud hostil hacia él. Entonces llegó a la conclusión de que Gupta se había vuelto su enemigo. Desarrolló cierto temor imaginario hacia Gupta, y pensó que divulgaría todos sus secretos a Rajkrishna.

Algunos desarrollan el temor imaginario de que perderán su trabajo. Otros imaginan y piensan, "¿Qué será de mí si mi esposa se muere ahora? Tengo que cuidar de nueve niños". Algunos tienen el temor imaginario de "¿Qué haré si mi empresa falla?" "¿Que será del Hinduismo si toda la India se vuelve parte de Pakistán o si el comunismo se extiende por India?" No hay límite para tales temores imaginarios.

Siéntate durante un tiempo. Reflexiona bien. Practica introspección. Todos los temores imaginarios se desvanecerán. Se desvanecerán en el aire. La mente te engaña por medio de los temores imaginarios. Aprende a discernir, cavilar, reflexionar y meditar. Asóciate con el valor. Sé un testigo silencioso del zoológico de la mente. Ella se ocultará como un ladrón. Sentirás entonces que fuiste engañado todos estos años por esta mente traviesa y que el temor es una no-entidad, un gran cero.


Los temores raros, secretos, irracionales y anormales son llamados fobias. No tienen realidad objetiva. No hay nada que pueda atemorizar a las personas. No hay ninguna situación amenazadora en el ambiente que deba causarles temor y aún así no pueden liberarse de los temores y los sentimientos negativos. La palabra original en griego es "Phobos" que significa temor.

Algunos tienen mucho miedo a los escorpiones. Esto es "escorpión-fobia". Otros temen a las serpientes. Ésta es "serpiente–fobia". Algunos le tienen terror a las ratas ("rata–fobia"). Otros le temen a los truenos. Algunos temen caminar en la oscuridad. Otros se asustan de ver a una gran multitud (plurofobia). Algunos Brahmacharins se asustan al ver a un grupo de mujeres. Otros tienen miedo de estar solos. Algunos temen dormir con la luz apagada. Otros se atemorizan en espacios cerrados como túneles, etc., (claustrofobia). Algunos sienten temor en los espacios abiertos (agorafobia). Aunque el médico haya dicho que definitivamente no hay ningún mal orgánico en ciertos pacientes, piensan que tienen algún problema de corazón o enfermedad de hígado o de riñón.
Éstas son todas fobias del cuerpo.

Algunos tienen temor de algo y de todo (pantaphobia). Los estadounidenses están asustados de los rusos (Ruso - fobia). Los rusos están asustados de los estadounidenses (Americo - fobia). Los que viven en la frontera con India temen a las personas tribales (fobia tribal). Las fobias son interminables.

Las causas de las fobias son nerviosismo, insensatez mediana o intensa, y la falta de Vichara (investigación), pensamiento y conocimiento juiciosos y correctos.

La fobia es una forma anormal del temor. Un temor normal surge cuando la propia vida está en peligro, cuando algún objeto externo como una cobra o un tigre o una situación de tumulto amenazan la existencia del individuo. El miedo que surge en tales ocasiones es perfectamente natural. El hombre trata de salvar su vida ya sea luchando o defendiéndose.

Desarrolla tu poder de voluntad. Cultiva la valentía y la intrepidez. Desarrolla el poder mental de resistencia, firmeza ante el peligro y entereza. Medita en el valor. Vive en compañía de sabios y yoguis. Medita en el Alma que está desprovista de todo temor. Todas las fobias desaparecerán.
Aquél que es incapaz de moverse entre mucha gente, que odia la multitud, que se asusta al ver a mucha gente, debe tratar gradualmente de moverse en el gentío, debe tener capacidad de adaptación y fuerza para soportar la agitación de la mente. Asóciate con la calma incluso en medio de muchos hombres y mujeres. Los Brahmacharins deben tratar de evitar la "mujer – fobia". Deben ser intrépidos y tranquilos incluso entre mujeres. El desarrollo unilateral es imperfecto. El desarrollo debe ser integral y debe haber ecuanimidad en todas las condiciones y en todos los lugares.

Si uno teme caminar en la oscuridad, debe tratar de liberarse de este defecto caminando de noche con una luz, al principio, y lentamente debe tratar de caminar sin la luz también. El temor desaparecerá con el correr del tiempo. El temor es una fuerza negativa. No puede subsistir ante la virtud positiva, el valor.

Abhinivesha o deseo de vivir en este mundo es la razón principal de todos los temores. Abhinivesha se aferra a la vida y al cuerpo. El apego a los objetos causa temor. El apego al nombre y la fama causa temor. El apego al dinero y a la mujer causa temor. Cualquier apego es la matriz de terrible temor.

Aquél que posee, teme. No teme el que ha renunciado a todo, que percibe al Atman en todo.

Tememos porque nos apegamos a ciertas cosas. El amor con apego es la causa del temor. No queremos deshacernos de ciertas cosas. Y cuando algo nos impide obtener esos objetos de amor y deseo, nos enojamos, le tememos y perdemos el equilibrio mental. Renunciar a todo y cultivar Brahma-Bhava es el mejor remedio para superar todos los temores.

Siéntate y reflexiona. Encuentra la raíz del problema. Si no puedes hacer esto, busca la ayuda de un psicoterapeuta o un yogui. Debes sacar a la luz aquello que está profundamente oculto en tu mente subconsciente y disiparlo.

¡Que todos ustedes sean valientes! ¡Que sean audaces y alegres! ¡Que puedan irradiar valor, fuerza y paz! ¡Que puedan heredar el valor, el derecho de nacimiento de su Padre Todopoderoso, el Brahman valiente e inmortal!

Seguir leyendo     http://www.dlshq.org/spanish/conquest_fear_sp.htm

domingo, 21 de febrero de 2016

El llamado del corazón, madre María.

Amados seres de luz, sabemos que están inquietos al manejar tanta vibración en sus cuerpos, es una restauración física de sus tejidos y su compromiso con el cuerpo físico de ahí su gran cansancio en estas fechas por la remodelación celular.

El mer ka na se su corazón se ajusta, y se abre de nuevo, restaurando la conexión directa con el plexo solar, como fuente de unión a su realidad presente, en la unión timo plexo, se restaura en ustedes, la capacidad, para abrir la energía entrante, y repartirla en todo su organismo, a nivel de cuerpos sutiles y sistema endocrino.

El sistema endocrino no solo nutre la conexión directa, con la tierra, sino también la conexión directa con su ser solar y el intercambio de información.

El entramado del corazón, se abre, con el flujo energético del chacra de Gaia, y su línea de energía ascendente, al chacra del corazón, y siente allí, como esa energía se hace presente y se sana, fácilmente, abriendo el campo general, del flujo de energía a su campo electromagnético desde el punto del alma, en el interior del chacra del corazón.

Es ahora la mayor confluencia de memorias celulares, no solo de reconocimiento de vidas y planos de conciencia, sino de restauración emocional física, es decir, de aprender a reconocer, cuando le estamos faltando al respeto al propio cuerpo físico.




El vehículo físico, al aumentar de vibración, ya es consciente de aquello que lo nutre y de lo que no, siempre lo fue, pero lográbamos evadir sus mensajes, en cambio ahora el si nos muestra muy claramente, más rápidamente que nunca, tanto los tóxicos alimenticios, de entrono y de la vida de los demás, que permitimos que nos altere.

La vibración del vehículo físico, esta drenando tiempos, decisiones y hábitos, que nos alejaban de nuestro estado de salud y vibración original, esa es su magia, la capacidad de vibrar por ustedes mismos.

Escuchen a su sistema digestivo, porque en él se van a drenar activamente todo este conjunto de memorias que concentran estos centros de vida del plexo solar:









Chacra del ombligo, chacra del plexo y chacra del estómago. Los tres en vesícula biliar, páncreas y lumbares, son el triángulo energético de luz, que les sostiene arraigados en la multidimensionalidad, dentro de la estrella energética del plexo Solar. Un abrazo desde el Sol central A. María.


Pd, pequeña relación del Plexo con los otros chacras
Los Niveles del Plexo Solar son:







Plexo Solar (Nivel Base): Satisfacción Física y Económica


Plexo Solar (Nivel Sacro): Satisfacción Creativa y Sexual


Plexo Solar: Satisfaccion Personal


Plexo Solar (Nivel Corazón): Satisfacción de Amar y ser Amado


Plexo Solar (Nivel Garganta): Satisfacción Comunicativa


Plexo Solar (Nivel Tercer Ojo): Satisfacción Espiritual


Plexo Solar (Nivel Corona): Satisfacción de Sentirse Uno con Dios







Todas las memorias universales, están en el plexo solar, este nos nutre y llena de energía, para poder unificar nuestros cuerpos en el chacra unificado este esta en perfecta unión con el chacra del corazón y el chacra de la garganta si esto no se unifica, nos agotamos, y nos aislamos emocionalmente.

martes, 15 de diciembre de 2015

Morir conscientemente de OSHO




Meditación quiere decir entregarse, un completo dejarse llevar. Tan pronto como uno se entrega se encuentra en manos de lo Divino. Si nos aferramos a nosotros mismos no podemos hacernos uno con el Todopoderoso. Cuando las olas desaparecen, se convierten en el mismo océano.

Probemos con algunos experimentos para tratar de comprender qué es la meditación.

Siéntate de forma que no estés en contacto con nadie. Cierra lentamente tus ojos y mantén tu cuerpo relajado. Relájate completamente de forma que no haya ninguna tensión, ninguna contracción en el cuerpo.

Imagina ahora que hay un río que discurre muy rápidamente, con una tremenda fuerza, entre dos montañas. Obsérvalo y sumérgete en él,... pero no nades. Deja tu cuerpo flotar sin ningún movimiento. Ahora te estás moviendo con el río, simplemente flotando. No hay ningún lugar al que llegar, ningún destino; no hay, por tanto, porqué nadar. Siéntete como si fueras una hoja seca flotando inerte en el río. Vívelo claramente de forma que puedas saber lo que quiere decir "entregarse", "dejarse llevar completamente".

Si has comprendido cómo flotar, descubre ahora cómo morir y cómo disolverte por completo. Mantén tus ojos cerrados, deja que tu cuerpo se afloje y relájalo completamente. Observa que una pira está ardiendo. Hay un montón de leña a la que se ha prendido fuego y las llamas de la pira parecen llegar hasta el cielo. Y recuerda una cosa más: no estás solamente observando como arde la pira, sino que tú has sido colocado en ella. Todos tus amigos y parientes están a tu alrededor.

Es mejor experimentar conscientemente este momento de muerte, pues, un día u otro, nos llegará. Con las llamas ascendiendo más y más alto, siente que tu cuerpo se está quemando. Al cabo de un tiempo, la pira se apagará por sí misma. La gente se dispersará y el cementerio quedará vacío y en silencio de nuevo. Siéntelo y verás que todo se ha quedado tranquilo y que no quedan más que las cenizas. Te has disuelto por completo. Recuerda esta experiencia de sentir como te disuelves, porque la meditación no es nada más que una clase de muerte.

Mantén ahora tus ojos cerrados y relájate completamente. No has de hacer nada. No hay necesidad de hacer nada. Antes de que existieras las cosas eran como eran y seguirán siendo lo mismo incluso cuando hayas muerto.

Siente ahora que todo aquello que está sucediendo es lo que ha de suceder. Siente su "cualidad de ser lo que se es". Es así; solamente puede ser así; no hay otra forma posible, así que, ¿por qué resistirse? Con la "cualidad ser lo que es es" uno se refiere a la "ausencia de resistencia" No existen expectativas de que las cosas puedan ser distintas de lo que son. La hierba es verde, el cielo es azul, las olas del océano braman, los pájaros cantan, los cuervos graznan,... No hay una resistencia por tu parte porque la vida es así. De repente, ocurre una transformación. Aquello que era normalmente considerado como una molestia parece ser ahora algo amistoso. No estás en contra de nada, eres feliz con todo tal como está.

De modo que lo primero que has de hacer es flotar, más que nadar, en el océano de la Existencia. Para uno que está dispuesto a flotar, el río lo lleva al océano. Si no nos resistimos, la vida misma nos lleva hasta lo Divino.

En segundo lugar, has de disolverte a ti mismo, más que salvarte a ti mismo de la muerte. Aquello que deseemos salvar, seguro que morirá, y aquello que haya de quedar eternamente, estará allí sin esfuerzo de nuestra parte. Aquél que está dispuesto a morir es capaz de abrir sus puertas para dar la bienvenida a lo Divino, pero sí mantienes tus puertas cerradas debido al miedo a la muerte, lo haces al precio de no alcanzar lo Divino. La meditación es morir.

Lo último que has de vivir es "el ser lo que se es". Solamente una simultánea aceptación de flores y espinas puede traer la paz. La paz, después de todo, es el fruto de una total aceptación. La paz llegará a aquél que esté dispuesto a aceptar incluso la ausencia de paz.

Cierra pues tus ojos, relaja tu cuerpo y siente como si el cuerpo no tuviera vida. Siente como si tu cuerpo se estuviera relajando. Continúa sintiendo esto, y al cabo de poco tiempo descubrirás que no eres el amo del cuerpo. Cada célula, cada nervio del cuerpo se sentirá relajado, como si el cuerpo no existiera. Deja el cuerpo sólo, como si estuviera flotando en el río. Deja que el río de la vida te lleve donde él quiera, y flota en él como una hoja seca.

Siente ahora que tu respiración se está calmando gradualmente, que se está volviendo silenciosa. Mientras tú aliento se silencia, sentirás que te estás disolviendo. Sentirás como si estuvieras en la pira ardiente y te hubieras quemado por completo. No han quedado ni siquiera las cenizas.

Siente ahora el sonido de los pájaros, los rayos del sol, las olas del océano, y sé su testigo; receptivo y al mismo tiempo estando alerta, observando. El cuerpo está relajado, la respiración es silenciosa, y tú estás en el estado de "ser lo que eres"; simplemente eres un testigo de todo esto.

Gradualmente experimentarás una transformación interior y luego, de repente, algo en tu interior se silenciará. La mente se habrá silenciado y vaciado. Siente esto, sé su testigo, y experiméntalo. El río se ha llevado tu cuerpo flotando, la pira lo ha quemado y tú has sido testigo de eso. En esta nada, surge una dicha que denominamos Divinidad.

Respira ahora lentamente dos o tres veces y con cada respiración sentirás paz, frescura, y un placer extático. Abre ahora lentamente tus ojos y regresa de la meditación.

Prueba este experimento por la noche antes de acostarte y vete a dormir justo cuando acabes. Gradualmente, tu sueño se convertirá en meditación.


WEB   http://www.oshogulaab.com/OSHO/MEDITACIONES/otrasmeditaciones.htm


miércoles, 29 de julio de 2015

“¡SU MANTO DE LUZ MULTICOLOR ESPERA POR USTEDES!”





Quienes están buscando activamente la Auto Maestría están siendo preparados para acceder al nuevo Anteproyecto Divino de la Era de Acuario, que ahora está irradiando a través de los grandes Reinos Arcangélico y Dévico. A medida que despejan su entorno personal de frecuencias negativas y desequilibradas de las Dimensiones Tercera/Cuarta, gradualmente avanzan a través de los sub-planos restantes de la Cuarta Dimensión. Esta es la base del proceso de ascensión que ahora experimenta la humanidad.



Amados maestros, a medida que la Era de Piscis se desvanece plenamente en el pasado, hay un nuevo sistema de reglas y leyes Universales que se aplicarán ahora a todos los Seres Espirituales/Humanos que emergen. Está en progreso un nuevo ciclo expandido de Creación y todos ustedes que están batallando por obtener un estado unificado de conciencia serán designados como co-creadores avanzados del futuro. Como un Portador de la Luz de Dios empoderado en el plano físico de existencia, su nueva Misión Divina es la de asistir en la expansión de la Conciencia Divina. Su objetivo es convertirse en maestro de manifestación, extrayendo la Esencia de la Creación y activándola dentro de su Corazón Sagrado. Entonces, a través de una percepción intuitiva incrementada, comenzarán a recibir pensamientos/conceptos específicos, que serán enviados hacia su Mente Sagrada. Gradualmente tendrán la capacidad para irradiar nuevos Pensamientos Simiente en su Flor de Vida/Rueda del Creador, que comenzará el proceso avanzado de crear aquellas cosas que necesitan para una existencia abundante, jubilosa, refinada. Su resonancia de Luz incrementará a medida que ésta fluye gradualmente en un patrón del Infinito arrollador, haciendo un impacto mayor y más beneficioso en su entorno y en los que les rodean. 

Quienes están buscando activamente la Auto Maestría están siendo preparados para acceder al nuevo Anteproyecto Divino de la Era de Acuario, que ahora está irradiando a través de los grandes Reinos Arcangélico y Dévico. A medida que despejan su entorno personal de frecuencias negativas y desequilibradas de las Dimensiones Tercera/Cuarta, gradualmente avanzan a través de los sub-planos restantes de la Cuarta Dimensión. Esta es la base del proceso de ascensión que ahora experimenta la humanidad. Pueden negar e ignorar este hecho; sin embargo, tarde o temprano, cada Alma en el plano de la Tierra tendrá que atravesar el sendero de la ascensión hacia una percepción superior. ¿Por qué no aprovechar la grandiosa oportunidad que se les ofrece ahora? Mientras más esperen, más difícil será el viaje de experiencia. 

Durante los próximos veinte años aproximadamente, una porción sustancial de la humanidad experimentará la transferencia de un enfoque externo en el mundo material a un enfoque interno en el Espíritu y la Auto Percepción. Esto iniciará el proceso de integración de los aspectos restantes del Yo Superior, que consiste en el despeje de los aspectos de frecuencia inferior, así como del acomodo de los aspectos de frecuencia superior de un Ser Espiritual/Humano. A esto se le ha llamado la renunciación en las enseñanzas esotéricas del pasado, porque a menudo conlleva soltar aquellas cosas que no encajan en los patrones vibratorios evolutivos dentro del próximo nivel superior de conciencia. Por tanto, habrá un nivel de incomodidad interno, así como una cierta cantidad de caos en el mundo exterior de una persona a medida que se reajusta para encarnar al ‘Yo emergente, refinado

El fuego espiritual es la base de toda manifestación y forma el telón de fondo para la evolución humana. La meditación es un medio muy eficiente de conexión con las facetas más refinadas de sus Yoes Superiores. Hacer contacto con el Alma es el comienzo del proceso de Auto Despertar. El segundo paso consiste en fundirse gradualmente con facetas de frecuencia cada vez más elevadas de su SobreAlma/Yo Superior, todos los fragmentos restantes han sido reintegrados dentro del vehículo físico. La Personalidad infundida por el Alma comenzará entonces a desplegar su poder del Alma y propósito del Alma, con un enfoque principal de servicio y gradualmente con el tiempo, el desarrollo de una conciencia de grupo. 

Sepan esto, mis firmes y persistentes: ustedes están en las etapas finales de una unidad de tiempo específica, donde han estado sometidos a un sistema singular de reglas. Se consideraba que el libre albedrío total era un gran regalo; sin embargo, se convirtió en una gran carga a medida que la humanidad se hundía en un espectro de dualidad, que ha resultado en gran dolor y sufrimiento. Había también una cláusula de no interferencia escrita en las reglas, y que el tiempo especificado para esta fase particular de la Creación tenía que transcurrir plenamente antes de que nuestro Padre/Madre Dios pudiese declarar: “Es suficiente. Es tiempo de interceder. Habrá una Dispensación Divina para quienes estén batallando para alcanzar la Auto Maestría y los muchos Consejos Cósmicos Espirituales y el Reino Angélico están autorizados para asistir en la forma que sea apropiada dentro del marco de la Ley Cósmica.” La Ley de la Gracia existe dentro de las frecuencias superiores de la Ley Kármica, y por tanto se aplicará al grupo emergente de Servidores del Mundo, así como a los aspirantes y discípulos en el sendero de la ascensión. 

Ustedes, los mostradores de camino, son la esperanza del futuro. Ustedes están echando las bases para un nuevo orden social. Es vitalmente importante que ustedes se empeñen en andar por el camino del medio. Un Auto Maestro no se asocia a nada, ni a favor ni en contra de los conflictos que actualmente azotan al mundo. Su poder personal es mucho más efectivo cuando se mantienen centrados dentro de su Corazón Sagrado y son guiados por la sabiduría de su Mente Sagrada. Su ánimo siempre debe ser de buena voluntad, y su plataforma debe ser el mayor bien para todos. 

Uno de los cambios más importantes dentro de la estructura física de las Almas preciosas que han encarnado en la Tierra en los últimos treinta años o más, es que los tres Rayos de Dios se han activado dentro de la Célula Divina del Núcleo Diamante y el Alma/personalidad tendrá igual oportunidad para desarrollar todas las cualidades Divinas, virtudes y talentos de nuestro Padre/Madre Dios. Ya un solo Rayo de Dios, profundamente instalado dentro de la Célula Divina del Núcleo Diamante, no funcionará más como cualidad de la Sobre Capa de Luz del Creador para todas las encarnaciones del Alma – con los otros dos Rayos de Dios relegados a un rol secundario dentro de la complicada anatomía física. Este es un enriquecimiento evolutivo necesario para la próxima ronda de la ascensión de la humanidad y es un requerimiento dentro del entorno de la Quinta Dimensión. Dependerá del ego/personalidad y después, de la personalidad infundida por el Alma, cuál de las virtudes, cualidades y talentos de la Creación serán enriquecidos y desarrollados. El objetivo para la era por venir es encarnar, activar y aprender a hacer uso eficientemente de todos los Doce Rayos de conciencia galáctica. 

Para refrescar su memoria, les daremos una breve descripción de cada Rayo de Dios, conjuntamente con sus atributos, cualidades y virtudes

PRIMER RAYO DE DIOS DE VOLUNTAD DIVINA, PODER Y EL DESEO DE CREAR: 

Este es el Rayo Mental del Padre Divino. Es un rayo dinámico enfocado hacia fuera, desde el cual el Padre Divino envía los Átomos Simiente de Fuego Blanco de nueva Creación. Activa la vitalidad, iniciativa y el deseo de crear lo nuevo en los reinos de la fisicalidad. Trae el poder para crear el equilibrio y la armonía alineándose con su Misión Divina y la Voluntad de nuestro Padre/Madre Dios. Las virtudes especiales del Primer Rayo son la fortaleza, el coraje, la persistencia y la verdad. Al aprender a utilizar apropiadamente las cualidades y atributos del Primer Rayo, ustedes asimilan el potencial para convertirse en verdaderos co-creadores de belleza, abundancia, alegría y coexistencia pacífica en la Tierra. La Señora Arcangelina Fe y Yo, Arcángel Miguel, somos los portadores de las cualidades y virtudes de este dinámico Rayo de Dios. 

SEGUNDO RAYO DE DIOS DE ILUMINACIÓN, SABIDURÍA Y LAS LEYES DE CAUSA Y EFECTO, TAMBIÉN CONOCIDAS COMO KARMA:

El Arcángel Jofiel y la Señora Constancia son los portadores de las virtudes, atributos y cualidades de este Rayo de Dios. Este es el Rayo que resuena con el AMOR/SABIDURÍA DE LA MADRE DIVINA, que nutre dentro de su útero cósmico los Átomos Simiente enviados desde la mente del Padre Divino. Ella suministra la energía amorosa para encender los Átomos Simiente de nueva creación para manifestar el Anteproyecto Divino en los planos materiales de existencia. El enfoque principal de este Rayo es convertir el conocimiento en sabiduría y atemperar esa sabiduría con amor y compasión. 

TERCER RAYO DE DIOS DE INTELIGENCIA EN ACCIÓN:

Irradia el poder que asiste a la humanidad en el perfeccionamiento y refinación de sus cuerpos emocionales e infunde un deseo de perfeccionamiento de sus habilidades co-creadoras en el plano físico de existencia. También porta las cualidades de tolerancia, paciencia, unidad y cultura. El amado Arcángel Chamuel porta los patrones vibratorios, cualidades y virtudes del Tercer Rayo de Dios. La Señora Arcangelina Caridad porta los atributos femeninos del Tercer Rayo. Es el Rayo de los Soles (los hijos e hijas de nuestro Padre/Madre Dios), el Rayo de inteligencia activa, donde la energía dinámica de nuestro Padre Dios se funde con las vibraciones del Segundo Rayo de nuestra Madre Divina, y dentro del útero cósmico de creación, se incuban los grandiosos designios de nueva creación y entonces se envían hacia fuera envueltos en el amor y sabiduría de ella para ser manifestados dentro de los reinos materiales de este Sub-Universo. 

LES HEMOS PRESENTADO ESTOS CONCEPTOS IMPORTANTES EN EL PASADO; SIN EMBARGO, SOMOS CONSCIENTES DE QUE ES DIFÍCIL INTEGRAR Y RETENER TANTA INFORMACIÓN NUEVA Y AVANZADA. POR TANTO, QUEREMOS REFRESCAR DE NUEVO SU MEMORIA, PARA ASISTIRLOS EN LA REFINACIÓN DE SUS HABILIDADES COCREATIVAS: 

Cuando ustedes alcanzan un cierto nivel de armonía interior, ustedes abren las compuertas del cuerpo físico o portales a las dimensiones superiores: el Chacra de la Ascensión o Médula Oblonga en la base del cráneo; el portal trasero de su Corazón Sagrado; su Mente Sagrada, que está situada en la porción superior, trasera del cerebro; y la expansión de la apertura del Chacra Corona. Estos son pasos físicos principales en el proceso de ascensión porque ellos restablecen su conexión con el Río de la Vida, que contiene las Partículas de Luz Viviente de la Creación denominadas Partículas Adamantinas. En ese punto, ustedes comienzan a construir un campo de fuerza de Luz de espectro total, al esforzarse por convertirse en un Maestro del Yo, y en un co-creador consciente que solamente crea aquellas cosas que sean para el mayor beneficio de todos. De ese momento en adelante, sus ejercicios respiratorios y afirmaciones asumen un significado totalmente nuevo. 

Cuando ustedes practican el ejercicio de la Respiración del Infinito, están respirando a través del Corazón Sagrado, que crea un flujo continuo de energía cósmica a través del cuerpo físico. Este proceso inunda el sistema con Partículas Adamantinas de Luz Divina, del Fuego Sagrado. 

Para convertirse en un tributario viviente del Río de la Vida, deben prepararse para permitir que la Esencia de Vida fluya dentro y a través de ustedes. Deben utilizar la que necesiten y entonces permitir que el resto fluya, lista y disponible para ser moldeada en forma de nuevas creaciones maravillosas. De esta forma se convertirán en portadores y servidores de la Luz. Este es el mensaje definitivo de todas las enseñanzas que les hemos dado a lo largo de estos años pasados. Este es el objetivo de la Auto Maestría. Este es el camino de la ascensión. 

Al volverse más proficientes como co-creadores en el plano de la tierra, deben monitorear constantemente sus patrones de energía y buscar la forma de enriquecerlos. Deben liberar el poder del Fuego Sagrado interior, que ha estado dormido durante muchos miles de años. Deben aprender a dirigir y enfocar su energía en las áreas de su vida que quieran cambiar. Al establecer y mejorar constantemente su Rueda de Vida de Doce Rayos, del Creador, están plantando las semillas del cambio enfocado, y están suministrando el Fuego Sagrado de Creación necesario para manifestar lo que han soñado. Cuando puedan hacer esto proficientemente, su mundo personal se convertirá en un mundo de maravillas, y ustedes se convertirán en un Faro de Luz para que todos lo vean. 

Cuando el poder asombroso de la Creación se conecta con la material física como una fuerza en oposición, siempre hay caos. Sin embargo, cuando este poder maravilloso se integra en un receptáculo compatible sensorio, abundan los milagros. Ustedes deben cambiar las expectativas que tienen respecto a las personas que les rodean. Deben liberar el temor de asumir una posición, establecer límites y decir su verdad cubierta con energía amorosa. Es imperativo que aprendan a mantenerse centrados cuando experimenten la crítica. No respondan con violencia o con energías de baja frecuencia. Deben aprender a elevarse por encima de las situaciones estresantes cotidianas para que puedan transformar los momentos de discordia en horas de serenidad. 

El Universo – y especialmente el Sub-Universo en el que existimos está en medio de un proceso monumental de transformación. Los planetas están cambiando de lugar y desplazándose más cerca del sol del sistema solar del cual son una parte; las galaxias y Sub-Universos se están expandiendo y moviéndose hacia arriba, hacia fuera o hacia abajo en dependencia del punto de vista del observador. Nuevas galaxias están en las etapas formativas a medida que el ímpetu de expansión se enciende debido a una gran infusión de Partículas del Creador de Luz/Vida, y los pensamientos simiente para nueva Creación están infiltrando la conciencia de todos los Seres sintientes. 

Nunca antes han tenido ustedes tal oportunidad para servir a la humanidad y al Creador. Están en una encrucijada en su proceso evolutivo, porque el mundo como lo han conocido está desvaneciéndose lentamente. Como Chispas Divinas del Creador, se les hizo un gran regalo, un cofre de tesoros de Esencia del Creador para utilizarlo en cualquier forma que desearan. Comenzaron esta vida con una porción de Partículas Adamantinas de Luz almacenadas dentro de su Corazón Sagrado y una reserva escondida en su Chacra Raíz; los Átomos Simiente de Fuego Sagrado a veces denominados Kundalini se representan como una serpiente enrollada. Siempre han tenido acceso al Fuego Sagrado almacenado dentro de su Corazón Sagrado; sin embargo, tienen que recordar cómo utilizar sus Llaves al Reino para encender y utilizar efectivamente esta fuente de poder de Luz Divina. La Kundalini o Fuego Serpenteante es un asunto diferente, porque deben despejar el 51% de la energía distorsionada que han creado en el pasado para acceder a este reservorio de Luz del Creador. 

Están en medio de un proceso de reunión cósmica, mis aguerridos amigos, y evolucionarán en el momento apropiado, en una forma u otra. Deben ser conscientes de que este proceso de transformación es un ciclo largo y complejo; sin embargo, puede ser un viaje de experiencia grandioso si aprovechan las enseñanzas de sabiduría y las herramientas que les estamos ofreciendo. La Ley del Círculo establece que cada nuevo empeño creativo debe comenzar desde el interior del Punto de Quietud de Voluntad-Poder, la Esencia del Núcleo del Creador/co-creador. Su Canción del Alma está compuesta por patrones vibratorios de la cuarta dimensión media y superiores de amor incondicional, sabiduría, equilibrio y armonía. Como un Auto Maestro, su Signatura Energética y su Canción del Alma, se fundirán en un Mandala Celestial de Luz, sonido y color mediante el cual serán identificados en los Reinos Superiores. A ustedes se les reconoce por el brillo de su Luz interior. A más Esencia de Luz que incorporen dentro de su vehículo físico, con más brillo resplandecerá su aura. 

Si pueden ver todo lo que está actualmente en su vida como transitorio excepto el Amor/Luz y Fuego Espiritual dentro de su Corazón Sagrado y su Alma, entonces sabrán lo que estamos tratando de transmitirles. Liberen su temor del pasado y al futuro, eliminen los controles emocionales y mentales que los demás tienen sobre ustedes, y conviértanse en el Espíritu Libre con el que fueron concebidos. 

Los patrones vibratorios de la Llama Violeta son los únicos que están asequibles tanto desde lo superior, vía el Chacra Corona y las técnicas de Sagradas de respiración, como desde dentro de la Tierra. Visualicen esta hermosa Llama ardiendo y ascendiendo desde debajo de sus pies, rodeando su cuerpo, mientras transmuta cualquier frecuencia vibratoria discordante que puedan tener a su alrededor, antes de irradiar esta Llama Sagrada hacia el mundo en cada vez mayores círculos concéntricos. Recuerden, una persona centrada dentro de su Corazón Sagrado y Mente Sagrada puede transmitir verdades cósmicas y pensamientos inspirados a millones de personas, a la vez que las vibraciones amorosas de su campo áurico bendicen a todos con quienes entren en contacto.

La Pirámide Mundial es una Estación Intermedia para sus múltiples Yoes Álmicos. Sus buenas acciones están almacenadas dentro del Almacén del Tesoro de Luz dentro de la Pirámide Mundial. Hay una cosecha de buenas acciones cada año, y sus pensamientos amorosos y acciones son magnificados y almacenados allí. La porción mayor se funde con la Luz del Creador para ser utilizada para crear el mayor bien para toda la humanidad. Ustedes recibirán sus dones especiales y dispensaciones Divinas de acuerdo a lo que hayan contribuido a este Almacén de Luz. 

Les pedimos que nos pongan a prueba. Con una mente abierta, estudien los conceptos básicos que les hemos dado y lentamente pero con fe, implementen algunos de ellos dentro de su vida cotidiana. Dennos permiso para guiarlos e inspirarlos y al hacerlo, ustedes tendrán las fuerzas del Cielo que los respaldan. Solamente pueden fallar si no hacen un esfuerzo o si se dan por vencidos, amados. 

Recuerden: el brillo de su Célula Divina del Núcleo Diamante, más la Luz de su Alma y el brillo de su Corazón Sagrado crean la irradiación de su campo áurico de Luz. El reino angélico amplifica la Luz; el reino humano la difunde. Que se solacen en el bendito Amor/Luz de nuestra Madre/Padre Dios ahora y para siempre. Siempre estamos cercanos para guiarlos, dirigirlos, inspirarlos y protegerlos. YO SOY ARCÁNGEL MIGUEL.




Trasmitido a través de Ronna Herman* Como trasmisor de este artículo, Yo, Ronna, reclamo el derecho de autor universal a nombre del Arcángel Miguel. Se permite la colocación en sitios web siempre que no se altere, abrevie o añada información y se acredite la autoría y se incluya mi dirección de correo y sitio web. Se puede publicar en revistas, boletines o impresión pública con la autorización de: RonnaStar@earthlink.net 

miércoles, 15 de abril de 2015

La muerte de un hijo es la ilusión más dolorosa de todas



Un gran maestro budista se pasó años enseñando a sus discípulos la naturaleza efímera de la vida. Un principio fundamental de la filosofía budista consiste en el reconocimiento de que toda forma cambia. El apego a cualquier forma y la resistencia al cambio son las causas de nuestro sufrimiento. El mismo principio se expresa en la cita de la Biblia: “No guardes tesoros en la tierra donde la polilla y la herrumbre corrompen.

Un día, el hijo de diez años del maestro murió de pronto en un trágico accidente. El maestro estaba desconsolado. Sus discípulos le encontraron llorando y gimiendo obviamente de un dolor emocional insoportable por la pérdida de su querido hijo.

Los discípulos se quedaron perplejos y desilusionados. Se sintieron obligados a encararse con su maestro por lo que consideraban una contradicción en su ser.

-Maestro- dijeron-, ¿por qué está llorando? ¿No nos ha enseñado durante años la ilusoria y efímera naturaleza de todas las cosas? ¿No nos ha estado enseñando que la atracción y el apego son las causas del sufrimiento? Ahora no deja de lamentarse por la muerte de su hijo. ¿No está experimentando la inclinación y el apego? ¿No es todo esto una ilusión?

-dijo el maestro-, todo es una ilusión. Y la muerte de un hijo es la ilusión más dolorosa de todas.


Extraído
John E. Welshons, Cuando las oraciones no tienen respuesta.

miércoles, 28 de enero de 2015

Los Cinco Agregados





Según el budismo, un ser humano está compuesto de Cinco Agregados (skandhas): forma, sentimientos, percepciones, formaciones mentales y consciencia. Los Cinco Agregados contienen todo –– tanto dentro como fuera nuestro, en la naturaleza y en la sociedad.



Forma (rupa) significa nuestro cuerpo, incluyendo nuestros cinco órganos sensoriales y el sistema nervioso. Para practicar la atención plena del cuerpo, puedes acostarse y practicar la relajación total. Permite que tu cuerpo se tranquilice y luego presta atención plena a tu frente. “Inhalando, soy consciente de mi frente. Exhalando, sonrío a mi frente”. Usa la energía de la atención plena para abrazar a tu frente, tu cerebro, tus ojos, tus orejas y tu nariz. Cada vez que inhales, presta atención plena a una parte de tu cuerpo, y cada vez que exhales, sonríe a esa parte de tu cuerpo. Usa las energías de la atención plena y el amor para abrazar a cada parte. Abraza a tu corazón, a tus pulmones y a tu estómago. “Inhalando, soy consciente de mi corazón. Exhalando, abrazo a mi corazón”. Practica el recorrer tu cuerpo usando la luz de la atención plena y sonriendo a cada parte de él, con compasión y preocupación. Cuando termines de recorrer todo tu cuerpo de este modo, te sentirás muy bien. Sólo toma media hora y tu cuerpo descansará profundamente durante esos treinta minutos. Por favor cuida bien a tu cuerpo, permitiéndole descansar y abrazándolo con ternura, compasión, atención y amor.

Aprende a ver a tu cuerpo como un río en el que cada célula es una gota de agua. En cada instante nacen y mueren células. El nacimiento y la muerte se apoyan mutuamente. Para practicar la atención plena al cuerpo, sigue tu respiración y enfoca la atención en cada parte de él, desde el pelo de la cabeza hasta las plantas de los pies. Respira con atención y abraza a cada parte de tu cuerpo con la energía de la atención plena, sonriéndole con reconocimiento y amor. El Buda dijo que hay treinta y dos partes en el cuerpo para reconocer y abrazar. Identifica los elementos de forma en tu cuerpo: tierra, agua, aire y calor. Observa la conexión de estos cuatro elementos dentro y fuera de tu cuerpo. Observa la presencia viva de tus antepasados y de las generaciones futuras, así como también la presencia de todos los otros seres de los reinos animal, vegetal y mineral. Presta atención a las posiciones de tu cuerpo (parado, sentado, caminando, acostado) y a sus movimientos (doblándose, estirándose, bañándose, vistiéndose, comiendo, trabajando, etc.). Cuando domines esta práctica, serás capaz de darte cuenta de cómo surgen tus sentimientos y tus percepciones y podrás practicar el observarlos profundamente.
Percibe la naturaleza transitoria e interrelacionada de tu cuerpo. Observa que tu cuerpo no tiene una entidad permanente, y ya no te identificarás sólo con tu cuerpo o considerarás que sea un yo. Ve al cuerpo como una formación, vacía de cualquier substancia que pueda ser llamada el yo. Ve a tu cuerpo como un océano lleno de olas y monstruos escondidos. El océano puede a veces estar tranquilo, pero otras veces puedes quedar atrapado en una tormenta. Aprende a calmar el oleaje y a dominar a los monstruos, sin permitir que te arrastren o atrapen. Al observar con profundidad, el cuerpo deja de ser un agregado de aferramiento (upadana skandha), y tú moras en la libertad, ya no más atrapado por el miedo.


El Segundo Agregado son los sentimientos (vedana).

Hay un río de sentimientos dentro de nosotros y cada gota de agua en ese río es un sentimiento. Para observar a nuestros sentimientos, nos sentamos a la orilla del río e identificamos a cada sentimiento que fluye por ahí. Puede ser agradable, desagradable o neutro. Un sentimiento dura por un rato y luego viene otro. La meditación es darse cuenta de cada sentimiento. Reconocerlo, sonreírle, observarlo profundamente y abrazarlo con todo nuestro corazón. Si continuamos observando profundamente, entonces descubrimos la verdadera naturaleza de ese sentimiento, y ya no estamos asustados, ni siquiera de un sentimiento doloroso. Sabemos que somos más que nuestros sentimientos, y somos capaces de abrazar a cada sentimiento y de cuidarlo bien.
Observando profundamente cada sentimiento, vemos si sus raíces están en nuestro cuerpo, en nuestras percepciones o en nuestra conciencia profunda. Entender un sentimiento es el comienzo de su transformación. Aprendemos a abrazar aun nuestras emociones más intensas con la energía de la atención plena, hasta que son apaciguadas. Practicamos la respiración atenta, centrado nuestra atención en el subir y bajar de nuestro abdomen y cuidamos a nuestras emociones tal como cuidaríamos a un bebé. Practicamos el observar profundamente a nuestros sentimientos y a nuestras emociones e identificamos lo que los nutrió e hizo aparecer. Sabemos que si somos capaces de nutrirnos en forma más saludable, podemos transformar nuestros sentimientos y nuestras emociones. Nuestros sentimientos son formaciones, transitorios y sin substancia. Aprendemos a no identificarnos con nuestros sentimientos, a no considerarlos como un yo, a no buscar refugio en ellos, a no morir por causa de ellos. Esta práctica nos ayuda cultivar el no–miedo y nos libera del hábito de aferrarnos, aun del de aferrarnos al sufrimiento.



El Tercer Agregado son las percepciones (samjña).

En nosotros existe un río de percepciones. Las percepciones se originan, permanecen por un período de tiempo y cesan de existir. El agregado de la percepción incluye el advertir, el nombrar y el conceptualizar, así como también a quien percibe y lo que es percibido. Cuando percibimos, a menudo distorsionamos, lo cual causa muchos sentimientos dolorosos. Nuestras percepciones son a menudo erróneas, y sufrimos. Es muy útil observar profundamente la naturaleza de nuestras percepciones, sin estar demasiado seguros de nada. Cuando estamos demasiado seguros, sufrimos. “¿Estoy seguro?” es muy buena pregunta. Si nos preguntamos esto, tendremos una buena probabilidad de mirar nuevamente y ver si nuestra percepción es o no incorrecta. Quien percibe y lo que se percibe son inseparables. Cuando se percibe mal, las cosas percibidas son también incorrectas.

Un hombre remaba río arriba cuando de pronto vio a otro bote que venía hacia él. Gritó, “¡Cuidado! ¡Cuidado!” pero el bote lo embistió, casi hundiéndolo. El hombre se enojó y comenzó a gritar, pero cuando miró con más cuidado, vio que no había nadie en el otro bote. Iba solo, a la deriva, corriente abajo. El hombre soltó una gran carcajada. Cuando nuestras percepciones son correctas, nos sentimos mejor, pero cuando nuestras percepciones son incorrectas, nos pueden causar un montón de sentimientos desagradables. Debemos observar profundamente las cosas para no ser llevados al sufrimiento y hacia los sentimientos difíciles. Las percepciones son muy importantes para nuestro bienestar.

Nuestras percepciones están condicionadas por las muchas aflicciones que están presente en nosotros: ignorancia, anhelos, odio, enojo, celos, miedo, las energías de los hábitos, etc. Percibimos a los fenómenos a través de nuestra falta de comprensión de la naturaleza de su transitoriedad e interrelación. Practicando la atención plena, la concentración y el observar profundamente, podemos descubrir los errores de nuestras percepciones y liberarnos del miedo y el aferramiento. Todos los sufrimientos nacen de percepciones equivocadas. La comprensión, el fruto de la meditación, puede disolver nuestras percepciones equivocadas y liberarnos. Debemos estar siempre alertas y nunca tomar refugio en nuestras percepciones. El Sutra del Diamante nos recuerda, “Donde hay percepción, hay engaño”. Deberíamos ser capaces de substituir las percepciones por prajña, la visión verdadera, el conocimiento cierto.


El Cuarto Agregado son las formaciones mentales (samskara).

Cualquier cosa hecha de otro elemento es una “formación”. Una flor es una formación, porque está hecha de luz solar, nubes, semillas, tierra, minerales, jardineros y demás. El miedo es también una formación, una formación mental. Nuestro cuerpo es una formación, una formación física. Los sentimientos y las percepciones son formaciones mentales, pero tienen sus propias categorías porque son muy importantes. Según la Escuela Vijñanavada de la Transmisión del Norte, hay cincuenta y un categorías de formaciones mentales.

Este Cuarto Agregado consta de cuarenta y nueve de estas formaciones mentales (exceptuando a los sentimientos y las percepciones). Las cincuenta y un formaciones mentales están todas presentes en las profundidades de nuestro almacén de consciencia en forma de semillas (bijas). Cada vez que una semilla es tocada, se manifiesta en el estado superior de nuestra conciencia (la conciencia mental) como una formación mental. Nuestra práctica es darnos cuenta de la manifestación y presencia de las formaciones mentales y observarlas profundamente para ver su verdadera naturaleza. Ya que sabemos que todas las formaciones mentales son transitorias y sin substancia real, no nos identificamos con ellas o tomamos refugio en ellas. Con la práctica diaria, somos capaces de alimentar y desarrollar las formaciones mentales saludables y trasformar a las malsanas. La libertad, el no–miedo y la paz son el resultado de esta práctica.


El Quinto Agregado es la conciencia (vijñana).

Conciencia aquí se refiere al almacén de consciencia, el cual está en la base de todo lo que somos, el fundamento de todas nuestras formaciones mentales. Cuando las formaciones mentales no se están manifestando, residen en nuestro almacén de consciencia en la forma de semillas las semillas de alegría, paz, comprensión, compasión, olvido, celos, miedo, desesperación y demás. Tal y como hay cincuenta y un categorías de formaciones mentales, hay cincuenta y un tipos de semillas sembradas en la profundidad de nuestra consciencia. Cada vez que regamos a una de ellas o permitimos que sea regada por alguien más, esa semilla se manifestará y llegará a ser una formación mental. Debemos ser cuidadosos sobre cuáles semillas regamos nosotros y los demás. Si permitimos que nuestras semillas negativas sean regadas, entonces podemos ser superados por ellas. El Quinto Agregado, conciencia, contiene a todos los otros agregados y es la base de su existencia.

La conciencia es, al mismo tiempo, colectiva e individual. La colectiva está hecha de la individual y la individual lo está de la colectiva. Nuestra conciencia puede ser transformada en su base a través de la práctica de consumir con atención, vigilar los sentidos con atención y mirar profundamente. La práctica debería apuntar a transformar tanto al individuo como a los aspectos colectivos de nuestra conciencia. Es esencial el practicar con una Sangha para producir tal transformación. Cuando las angustias en nuestro interior son transformadas, nuestra conciencia se transforma en sabiduría, brillando cerca y lejos y mostrando el camino a la liberación tanto de los individuos como de la sociedad entera.



Estos Cinco Agregados ínter–son. Cuando tengas un sentimiento doloroso, mira en tu cuerpo, en tus percepciones, en tus formaciones mentales y en tu conciencia para ver qué es lo que ha traído este sentimiento. Si tienes dolor de cabeza, entonces tu sentimiento doloroso viene del Primer Agregado. Los sentimientos dolorosos también pueden venir de las formaciones mentales o de las percepciones. Tú puedes, por ejemplo, pensar que alguien te odia cuando en realidad te ama.

Mira profundamente en tus cinco ríos y observa como cada río contiene a los otros cuatro. Mira al río de la forma. Al principio puedes pensar que la forma es sólo física y no mental. Pero cada célula en tu cuerpo contiene todos los aspectos de ti mismo. Ahora es posible tomar una célula de tu cuerpo y duplicar al cuerpo entero. Se llama clonación. Lo uno contiene el todo. Una célula de tu cuerpo contiene a tu cuerpo entero. También contiene a todos tus sentimientos, tus percepciones, tus formaciones mentales y conciencia, y no sólo las tuyas, sino también las de tus padres y tus antepasados. Cada agregado contiene a todos los otros agregados. Cada sentimiento contiene a todas las percepciones, las formaciones mentales y la conciencia. Observando profundamente un sentimiento, puedes descubrir todo. Mira a la luz de ínter–ser, y verás el todo en uno y a uno dentro del todo. No pienses que la forma existe fuera de los sentimientos o que los sentimientos existen fuera de forma.

En el Sutra de la Rotación de la Rueda, el Buda dijo, “Los Cinco Agregados, al ser aferrados, son sufrimiento”. Él no dijo que los Cinco Agregados sean, ellos mismos, sufrimiento. Hay una imagen útil en el Sutra Ratnakuta. Un hombre tira un terrón de tierra en un perro. El perro mira al terrón y le ladra furiosamente. El perro no se da cuenta de que es el hombre y no el terrón de tierra el que es responsable. El sutra continua diciendo, “En la misma forma, una persona común atrapada en concepciones dualistas piensa que Los Cinco Agregados son la causa de su sufrimiento, pero de hecho la raíz de su sufrimiento está en su falta de comprensión acerca de la transitoriedad, el no–yo y la naturaleza interdependiente de los Cinco Agregados”. No son los Cinco Agregados lo que nos hace sufrir, sino la forma en que nos relacionamos con ellos. Cuando observamos la naturaleza transitoria, noyoística e interdependiente de todo lo que es, no sentiremos aversión por la vida. De hecho, este saber nos ayudará a ver la preciosidad de toda la vida.

Cuando no entendemos correctamente, nos apegamos a las cosas y ellas nos atrapan. En el Sutra Ratnakuta se usan los términos agregado(skandha) y agregado de aferramiento (upadana skandha). Los skandhas son los Cinco Agregados que dan origen a la vida. Upadana skandhas son los mismos Cinco Agregados en tanto objetos de nuestro aferramiento. La raíz de nuestro sufrimiento no son los agregados sino nuestro aferramiento. Hay gente que, por su comprensión incorrecta de lo que es la raíz del sufrimiento, en lugar de encargarse de sus apegos, le temen a los objetos de los seis sentidos y sienten aversión por los Cinco Agregados. Un Buda es alguien que vive en paz, en alegría y en libertad, sin miedo ni apego a nada.

Cuando inhalamos y exhalamos armonizando a los Cinco Agregados en nuestro interior, ésta es la práctica verdadera. Pero practicar no es limitarnos a los Cinco Agregados en nuestro interior. También somos conscientes de que los Cinco Agregados en nosotros tienen su arraigo en la sociedad, en la naturaleza y en la gente con quien vivimos. Medita en la asamblea de los Cinco Agregados en ti mismo hasta que seas capaz de ver la unidad de tu yo y el universo. Cuando el Bodhisattva Avalokita miró profundamente en la realidad de los Cinco Agregados, él vio la vacuidad del yo, y se liberó del sufrimiento. Si contemplamos a los Cinco Agregados en forma diligente, entonces nosotros también nos liberaremos del sufrimiento. Si los Cinco Agregados regresan a sus fuentes, el yo ya no existe. Ver el uno en el todo es penetrar a través del apego de la visión falsa del yo, la creencia en el yo como un ente invariable que puede existir por mismo. Penetrar a través de esta visión falsa es liberarse de todo sufrimiento.


Thich Nhat Hanh




http://origendelvacio.blogspot.com.es/2010_09_01_archive.html